Archivo mensual: mayo 2018

Tu ya te sabes ésto: Flojiguía a la monarquía inglesa (y III!)

Son sólo dos siglos, pero está casi todo lo gordo …

PELICULA/SERIE REYES
 SIGLO XIX

Jonathan Strange & Mr Norrell

strange

Orgullo y prejuicio

pride_and_prejudice-967283571-large

Taboo (1814)

taboo

Young Victoria 

youngvictoria.jpg

Ripper Street

ripperstreet.jpg

Victoria & Abdul  

victoriaandabdul

A principios del XIX se retomó la guerra con Francia, más que nada porque Napoleón andaba expansionista e Inglaterra estaba a tiro de barco. La Tercera Coalición fue derrotada en 1805, pero justo después el Comandante Nelson, uno de los héroes nacionales de UK, obtuvo una victoria decisiva en Trafalgar. Esta es la época que nos suena de todos los libros de Jane Austen, con la gente de bien viviendo en sus campos, y llevando a las hijas casaderas a la caza del soltero más codiciado de Hamp-loquesea-shire.

La salud de Jorge III se deterioró definitivamente (murió ciego, sordo y loco), siendo sustituido por sus hijos Jorge IV (1820-1830), Guillermo IV (1830-1837) y, como ambos murieron sin descendencia, su sobrina Victoria de Hannover que reinó del 1837 al 1901.

A la reina Victoria nos la conocemos muy bien, y la época en que reinó es el Londres Victoriano que todos tenemos en la cabeza: la época del Doctor Livingstone, Sherlock Holmes, Jack el Destripador,  Phileas Fogg, el Capitán Nemo, el Dr Jekyll, Drácula y la Máquina del Tiempo entre otros. Es el Londres a luz de gas, opio, coches de caballos, la Revolución Industrial y, sobre todo, la época dorada del Imperio. Entre otras cosas, La Compañía de las Indias Orientales fue disuelta y los protectorados se incorporaron al Imperio (en esa época fue virrey de la India Lord Elgin, el que mangó todos los mármoles del Partenón y luego los malvendió para pagar su divorcio). No es raro que se celebrara la famosísima Gran Exhibición -la abuela de las Expos- en 1851.

Se casó con su primo Alberto de Sajonia-Coburgo Gotha -apellido que su hijo cambiaría a Windsor, por aquello de que lo alemán no ha sido muy popular en el siglo XX-, cosa que sabemos porque medio Londres se llama lo-que-sea Victoria and Albert, y afianzó su poder casando a 26 de sus 42 nietos con miembros de las casas reales europeas,  ganándose el título de abuelilla de Europa, no como el perdedor de Walder Frey.

A pesar de su popularidad en Inglaterra, Victoria pasó por varios intentos de intentos de asesinato. Y, por supuesto, en Irlanda fue bastante menos popular, en particular durante la hambruna provocada por la devastación de la cosecha de patata a mediados de siglo: aunque hizo importantes donaciones al país incluso a nivel personal, allí se la conoce como la Reina del Hambre. Esta es la época de migración de irlandeses a Estados Unidos en la que se sitúa la peli de Un Horizonte Muy Lejano y Gangs of New York.

La verdad es que a nivel internacional Victoria tuvo de todo. Su política expansionista la superó el ministro Disraelí y llevó entre otras cosas, a la guerra anglo-zulú y anglo-afgana.

Tras enviudar, la reina se encerró durante bastante tiempo, hasta el punto de que sus súbditos empezaron a removerse. Teniendo en cuenta que soplaban vientos republicanos por Europa y, en el mejor de los casos, consideraba a su heredero un vaina -una de las teorías más populares sobre Jack el Destripador es que fue el médico de la Reina para tapar los devaneos de Eduardo, como narra From Hell-, Victoria tuvo que volver a la vida pública. En esa época trabó amistad con un criado escocés, John Brown, al que las malas lenguas le colgaron como amante y, bastante después, en su jubileo de oro, le colgaron también a Abdul Karim su maestro de hindi urdu y escriba.

Victoria llegó a su jubileo de diamante. Murió en 1901 en la isla de Wight, acompañada por el futuro rey Eduardo y su nieto, el emperador de Alemania Guillermo II. Con ella acaba la casa Hannover y arranca, como dijimos, la Sajonia-whatever, cambiada al más políticamente correcto Windsor.


Mientras, en el resto del mundo …

12 años de esclavitud, Los Miserables, Lo que el viento se llevó, Ana Karenina, Las montañas de la luna, Zulú, El loco del pelo rojo, Como agua para chocolate, Zatoichi, Crimen y castigo, Ana y el Rey, Gangs of New York, Amistad, el Piano

SIGLO XX

Downton Abbey

MV5BY2U1NmIwYzgtNjFkOS00YWUxLTg0YTMtZmE5NTA3YjRmY2NlXkEyXkFqcGdeQXVyNTA4NzY1MzY@._V1_UY268_CR3,0,182,268_AL_

El Discurso del Rey

discurso

La hora más oscura

oscuro

The Crown

crown

Diana

Eduardo VII además de por ser un calavera, no duró mucho como rey, primero porque estuvo de heredero más tiempo que nadie (hasta el Carlos actual) y segundo porque murió de bronquitis 9 años después. Así en líneas generales fue relativamente liberal (el socialismo estaba pegando en aquella época) y las relaciones con el continente se acabaron de estropear a pesar de que estaba emparentado con la mitad de las monarquías gracias a la política de su madre.
Las cosas empiezan a moverse justo después, con la llegada de Jorge V. Para empezar, se hunde el Titanic, pero como no pasa en territorio inglés, nos lo saltamos. Su reinado arranca con cierta decadencia de la nobleza, como nos enseñan en Downton Abbey, y no ayuda nada la llegada de la Primera Guerra Mundial. A Jorge V lo sucede primero su hijo mayor, Eduardo VIII, y cuando este renuncia al trono para casarse con una divorciada estadounidense, Jorge VI. En esa época escribe Tolkien el Señor de los Anillos, estalla la Segunda Guerra Mundial y al pobre Jorge le toca el papelón de dar El Discurso del Rey.De la Segunda Guerra Mundial hay películas para aburrir, desde Dunkerke (cuando los ingleses se retiran como pueden de Francia) hasta la Bruja Novata (en esta última, por ejemplo, se ve como se factura a los críos al campo lejos de sus familias para protegerlos de los bombardeos de Londres, que arrasaron a placer), pero nos vamos a quedar con Churchill, decidiendo si pacta o no con Hitler en La hora más oscura.Una vez terminada la guerra, cuando Jorge VI enferma de cáncer, lo sucede su hija Isabel II, la reina actual. The Crown nos cuenta esa época, arrancando del matrimonio de Isabel con Felipe. Aquí Inglaterra empieza a soltar colonias (salvo Gibraltar, que no lo soltará jamás si de los gibraltareños depende). Merece mención especial el gobierno de Margaret Thatcher, que dejó a la derecha radical en algunas cosas a la altura de una babucha. Y, como no, el matrimonio de Carlos con Diana, posteriores cuernos y sospechosa muerte conduciendo por un túnel en plan A Todo Gas.
Anuncios