Adaptador de enchufe todo a 100


¿Alguno ha tenido la desgracia de llegar a un pais cualquiera y encontrarse con que el cargador del móvil, el portatil, el secador y la cámara de fotos no entran en los enchufes? ¡Pues bienvenidos al club, chatos! Si hay por ahí alguien que piensa aquello de “a mi con esa no me pillan, que yo me he comprao un adaptador que me pasa hasta la corriente continua a discreta, mire usted”, que sepa que nadie está libre de dejarse fuera de la maleta en el último momento el cepillo de dientes, el peine y el dichoso conversor que tanto nos costó conseguir. Y es que comprarse un cacharro de éstos que sirva para todos los enchufes no es trivial y, mucho menos, barato. Nuestros amiguetes en Paso Noroeste nos explican largo y tendido que enchufe se usa en cada pais del mundo y el Deal Extreme, por ejemplo, te traen (probablemente a pie) sin gastos de envio el cacharro relativamente barato a tu casa (o no, depende de que pie se levanten). La gracia del asunto es que igual el adaptador sigue en tu casa, pero tu estás en tu hotel de Jiuston soltando maldiciones. Sobre todo porque: i) fuera del aeropuerto no es fácil conseguir un conversor; y ii) en el aeropuerto es más fácil, pero te lo cobran con tarjeta platino. ¡Y anda que no da coraje dejarse un pastón en OTRO conversor, porque sino durante el viaje volveremos a la Edad de Piedra digital!

Pero no os asusteis, niños, porque aquí llega la solución. Para arreglar todos nuestros problemas sólo hace falta un supermercado cualquiera, unas tijeras pequeñas (que espero que hayais facturado, porque si no tocará comprarlas también) y poco o ningún reparo a electrocutarnos ligeramente. Todo sea por la corriente. Los pasos a seguir son éstos:

-Ir al supermercado (y que esté abierto, claro)

-Comprar NO un adaptador (que no va a haber, de todas formas) sino un ALARGADOR, que hay en cualquier parte, cuesta nada y menos y, mira por donde, si que encaja en los enchufes locales.

-Ahora, ya en el hotel, viene la parte divertida. Cortamos un extremo del alargador (la hembra). Pelamos los cables correspondientes al trozo con el macho y montamos en cada uno de ellos un nudo estilo horca, que acoplaremos después en el enchufe de nuestro sufrido aparato. ¡Mucho cuidado de que los hilos no se toquen entre ellos! Luego no digais que no vais avisados 😛

Ala, ahí va una fotillo y todo para que veais que yo lo he probado en mis carnes.

Baratito, baratito para una emergencia que se tercie. Eso si, no nos hacemos responsables de si alguien se queda pegado al enchufe, que ya somos todos mayorcitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: