Archivo mensual: diciembre 2009

Cuadernos de Viaje: Bruselas (II)

Y ahora algún exterior, con ola de frío y todo:

Este es a mediodia, cuando el termómetro tocó fondo a 12 o 14 bajo cero. Refugiados en la cafetería más próxima (mal servicio, poca comida y precio relativamente alto, si la podeis evitar, no vayais), saqué ésto desde la ventana:

Bruxelles,december 2009,travel sketchbook

Y esta si es riguroso directo en exteriores, esperando el bus al aeropuerto entre la nieve, con la mano derecha desenguantada y el pulso temblón:

Bruxelles,december 2009,travel sketchbook

Anuncios

Cuadernos de Viaje: Bruselas (I)

¡Madre mía, que frío! A 12 bajo cero a mediodía no está la cosa como para dibujar por la calle, mejor desde un cafetito o un restaurante, preferiblemente con calefacción de la buena. Las tormentas de nieve, muy bonitas, pero con un colacao caliente en la mano casi mejor! Ahi va la primera tanda de mi visita a Bruselas de este diciembre.

La catedral, que  estaba rodeada de nieve por todos sitios:

La pizzeria Marinatta, buena relación calidad precio y pasta fresca, en el centro

Un bar cerca de la Grand Place, con una buena variedad de cervezas, excelente Kriek y buen ambiente (hasta que te largan a la calle sobre la 1 am, claro :P)


La montaña amarilla

Una acuarelilla de Huang Shan, la montaña de Tigre y Dragon y choporrocientas mil pelis de artes marciales, al sur de China.

Photobucket


Ryan-se mientras puedan …

¡¡Malditos, malditos vuelos de Ryanair!!

No me extraña que muchas de las webs de venta de billetes no suelten prenda sobre qué compañía low cost te lleva de acá para allá, porque visto lo visto, salvo los raros casos reales de viajes por 30 EUR I/V, que suelen ir ligados a salir a las 4 de la mañana u otras cosas peores, a esta gente no le compraría ni su madre.

Y es que en lugar de trabucos, llevarán datafonos, pero de casta le viene al galgo y de Drake al hijo de la Gran Bretaña. Si señores, lo barato sale caro a poco que te descuides. Y aquí va el top-ten de la empresa, para que lo tengais en cuenta cuando, por ahorraros 30 euros, penseis siquiera en pillar una cosa de éstas. ¡Y es que esta gente es la que queria vender plazas de pie, agarraos a una barra como si fuesemos en el 20 al curro!

Punto 1: Leete la letra pequeñica: que te van a cobrar hasta por usar el IExplorer. Tendrás que apoquinar extra por bultos, asientos y, lo que es peor, por pagar con tarjeta de crédito. O de débito. O lo que sea. Más lo que te cobre la web de viajes, si te ha hecho la faena otro.

Punto 2: ¿En serio que no has impreso la tarjeta de embarque en tu casa? Pues la primera en la frente. Por 20 EUR de nada te la imprimen alli mismo. Por lo que vale, podía venir en papel de 300 gr y caligrafiada por un maestro japonés, pero, chico, es eso o aprender a escribir en Times New Roman con un Pilot.

Punto 3: Ellos no se retrasan: es que te adelantas tú. Los vuelos van y vienen y mientras tanto se entretienen, asi que la excusa para los retrasos será algo así como “tenemos un retraso porque el avión llegó tarde”. Yo diría que creen que el retraso lo tenemos nosotros.

Punto 4: ¡Tonto el último! Y, por cierto, olvidate de escoger asiento. A no ser que lleves la VISA a mano, claro, que pagando te dejan sentarte en el asiento del copiloto. Aquí se entra en plan estampida tejana. Al menos hasta llegar al mostrador, donde …

Punto 5: Registro milimétrico del bulto de mano. De acuerdo a la unidad internacional de platino e iridio, a precio de éste te cobran todo lo que lleves en la mano más allá de una mochila grande o una maleta de un día pequeña. ¿Creías que eso no incluía el Duty Free? Ay, ¡pardillo! Suelta las botellicas y el chocolate en barra, que mejor lo importas por DHL que cargarlo en el avión. Y, señoras, efectivamente el bolso también cuenta.

Punto 6: Asientos de tamaño click de Famobil. Si mides más de 1.70, no cabes. Si mides menos, probablemente tampoco. Pero asi caben más filas, ¿ves?

Punto 7: Publicidad 24 horas: No contentos con el embarque que te han hecho hacer, ahora tendrás que aguantar la teletienda durante todo el trayecto, donde te dan por megafonía el precio de todo lo que les ha cabido en el avión con aquello de aligerarte los bultos de mano. Hasta el aterrizaje tienes para rato.

Punto 8: Aeropuertos tan lejanos que necesitarás otro vuelo para llegar a la ciudad. Si cuanto más cerca aparcas el avión de un núcleo habitado, más cara es la tasa de aeropuertos, demos gracias de que en Groenlandia no se pueda aterrizar el 70% del tiempo.

Punto 9: Y encima, del avión a la terminal a pata. ¿Para qué gastar dinero en autobus, si ya llevas mucho rato sentado? Así haces ejercicio y no te da el mal de la clase turista (si es que en Ryanair hubiera otra).

Punto 10: ¿Y que te ha parecido el aterrizaje? Porque pa mi que esta gente planea la última parte del viaje para ahorrar combustible. Mucha confianza no dan, no …

Y, por último, no se si será en todos los vuelos, pero, chicos, id al baño antes de salir como os decía papi antes de montar en coche, porque al menos en algunos, el aseo se paga … caro.


Cuadernos de Viaje: Japon (IV)

Con el jaleo de trabajo de fin de año, hace tiempecillo que no tengo tiempo de escribir, asi que os dejo con otra entrega de mis cuadernos de viaje, esta a color y todo y en directo desde Kyoto. Primero, el palacio Imperial, que al contrario que el de Tokyo, si que existe. Para ir a visitarlo hay que sacarse una acreditación, gratuita, pero pasaporte en mano, en la delegación de gobierno que tienen justo al lado, y las horas de visita estan limitadas, asi que siempre es buena idea reservar primero.

Japan

Esta pagoda tan chula, de las más altas de Kyoto, está en un conjunto monumental muy cerquita andando de la estación de tren. Aquí si que toca apoquinar, según la costumbre, pero tiene un parquecito muy majo y un par de templos de madera al lado. De todas formas, a estas alturas que más da pagar un templo más o menos 😛

Kyoto Japan travel sketchbook watercolors