Sirvase usted mismo: Gasolineras romanas


Inagurando hoy una sección, porque tengo el timo calentito, niños y niñas, procedo a daros indicaciones de lo que NO debeis hacer o, si haceis de todos modos, al menos hagais advertidos. Y no, no es eso en lo que estais pensando sino … ¡LAS TOMADURAS DE PELO VIAJERAS! Y, si, muchas las he sufrido en carne propia y otras las he visto en primera persona, porque por mucho que uno corra siempre hay otro que va más deprisa, pero, aprended de mi experiencia y tened miedo. Muuucho miedo.

Empezamos en Roma, ciudad donde lo último que alguien con dos neuronas en términos conversacionales debe hacer es alquilar un coche. Y, aún asi, lo hacemos. Como todo el mundo sabe, devolver un coche al rent con el depósito a medio llenar puede costarnos no ya un ojo de la cara, sino incluso uno de esos organos pequeñajos que dan cosas acabadas en -ina (como la gasolina). Evidentemente, llenar fuera de Roma o dentro puede significar hasta 20 céntimos por litro, pero lo peor no es eso. Nooooo. Son … ELLOS.

pardillosRoma

Normalmente, dentro de Roma no hay gasolineras de verdad, con sus chicles, y su anticongelante y todos sus complementos, sino surtidores automáticos que, agárrese usted, no valen para llenar, sino que dan el importe justo que uno le ha metido usando los billetes más planchados que tenga a mano en los bolsillos. Pero no están solas … Allí acechan … ¡los timadores gasolineros!

Cuando uno llega a la gasolinera, allí sentado está este especimen a la espera de su presa que, ingenua, piensa que el individuo en cuestión es un trabajador de los surtidores. Pero no. Es un tipo anónimo que, silla plegable en mano y chaleco reflectante de los chinos al cuerpo, se acopla allí todo el día y espera al conductor pardillo, explicándole como funciona el cacharro y solicitando amablemente que apoquine el dinero que pensaba meterle al depósito. Cuando acaba, ándense con ojo, el individuo le pedirá UNA PROPINA por algo que hubiera preferido hacer usted solo. Y cuidadito con escatimar, o el predador lo perseguirá por la via al grito de stronzzo hasta que pise el acelerador.

pardillosroma2

Sin embargo, lo más grave no es eso. Los más avispados ya habrán notado el truco del asunto, pero una servidora se lo encontró por primera vez anteayer. Generalmente, con mi metro ochenta y pocos aprovecho cualquier parada de coche para salir y estirar piernas, con lo que suelo estar de frente al siniestro gasolinero mientras lleva a cabo su labor. Sin embargo, con el tormentón del Roma del día de todos los Santos y por aquello de que ya me había duchado ese día, mi compi de pardillaje y yo optamos por, ya que de la propina no nos salvaba ni el tato, permanecer en el interior del coche mientras este individuo introducía los 20 euretes que le habíamos dado para completar el depósito. Ni un minuto más tarde, toque a la ventanilla y

-“Presto”

-“¿Yaaaa?”

-“No se ha llenado”

-“No. Deme otros 20 euros”

Y, efectivamente, una comprobación del depósito muestra que apenas ha subido. Y aunque seamos medio tontos, no somos tontos del todo. Cuando uno no mira la cantidad que el sujeto en cuestión ha metido en el depósito mientras lo hace, la probabilidad de que la mayor parte de ésta vaya a parar a su bolsillo es directamente proporcional a la cara de extranjero que uno tenga. Asi que, niños y niñas, si vais a Roma rellenad el depósito ANTES de llegar a la ciudad en surtidores de los de toda la vida y, si no podeis evitarlo, hacedlo vosotros mismos y no acepteis jamás la ayuda de estos tipos. Y, si tampoco ésto podeis evitar, no despegueis la vista del indicador del surtidor durante todo el proceso. O, como última instancia, consolaros sabiendo que estais pagando la universidad de los hijos (de p***) de estos tipos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: