Reino Unido (XIX): Trasgos en las Tierras Altas


Más que su historia, en especial cuando uno se encuentra esas laderas de piedra y esas luces fantasmales, en Escocia resulta interesante su folklore, con los elementos típicos de la isla y una buena dosis de burla. Por ejemplo, el demonio recibe el nombre de Black Donald y, aparentemente, es bueno en todo salvo como sastre, ya que los sastres al verlo cierran el garito y, por tanto, nunca ha aprendido ni a coserse un botón. Si bien siempre se disfraza convenientemente, se le puede reconocer por sus pezuñas, detallito que parece que se le olvida ocultar. Por este motivo también se le llama Clootie o “pezuñas” (y a veces, “horny”, o cornudo, pero nunca en su cara, claro está).

Si tiene cuernos y no da leche, desconfía

Si tiene cuernos y no da leche, desconfía

Los brownies, aparte de unos dulces de chocolate que están de muerte, son unos duendecillos vestidos de harapos marrones apañados como ellos solos. Si se sienten bien en casa, te cantan y te hacen las tareas de la casa (cosa que deberían plantearse las empresas de reproductores de mp3), pero no se les puede pagar o se enfadan y se van (en el peor caso, se enfadan y NO se van. A buen entendedor …). A cambio, se les pueden dejar pequeños regalos, como un tazón de leche y cosas así.

Brownies ... de los que no se comen

Brownies … de los que no se comen

Además de estas almas cándidas, hay elementos de cuidado rodando por las Tierras Altas. El Red Cap o Gorro Rojo, por ejemplo, es un viejo robusto con zarpas en vez de manos que vive en las ruinas de los castillos donde se ha vertido sangre. Es rápido como el solo y viste unas botas de hierro y un gorro coloreado con la sangre de sus vict … ejem, visitas. Es capaz de vencer al hombre más fuerte, salvo que sepa citar la Biblia, aunque Hellboy le dio lo suyo en un relato corto.

Red Cap, acoplado en su sofá

Red Cap, acoplado en su sofá IKEA

El bogeyman u hombre del saco es capaz de cambiar de forma y mover objetos, como demostró Gilderoy Lockhart en Harry Potter 2. A veces no hacen nada, pero otros son verdaderamente malvados.

Este hombre del saco no pinta bien ...

Que este tipo no haga nada no cuela …

El bicho más chungo del lote es el Nuckalavee o “sin piel”, una criatura marina que se encarga de cosechas arruinadas, epidemias, sequía y otras minucias. Tiene pinta de caballo, pero sus piernas son en parte aletas, tiene una trompa enorme a modo de boca y un único ojo ardiente. Sus brazos alcanzan el suelo, su cuerpo se deforma y su enorme cabeza se balancea sobre un pequeño cuello que parece demasiado débil para sostenerla. Además no tiene piel y se ven sus órganos y músculos. Vamos, que dek caballo, ni la crin. Afortunadamente, como buena criatura malvada, odia el agua corriente y te lo puedes quitar de encima cruzando un río.

Bicho marino bastante grimoso

Bicho marino bastante grimoso

Todas estas cosas podría haber ido pensando mientras el tren se aproximaba a Edimburgo. Es decir, si hubiera podido pensar. Con 40 de fiebre y subiendo, las alucinaciones que tenía sentadas a ambos lados me estaban dando más conversación que mis compañeras de viaje y sólo el paracetamol en estado puro que me habían soplado en el Boots, mezcla de farmacia, mercería y quién sabe qué más, me mantenía en pie o, en este caso, cabeceando en el asiento con el traqueteo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: