Reino Unido (XIV): Londres in the movies


Una vez concluidos los recorridos monumentales, queda por disfrutar el Londres de a pie para el turista tranquilo. Este incluye el paseito por los mercadillos de Portobello o Candem Town, este último sólo los domingos, donde se pueden comprar las cosas más extrañas que quepa imaginar, tal como contaban en La Bruja Novata.

portobello

Es también de rigor la vuelta obligada por Covent Garden, escenario de una de mis peliculas favoritas de la historia del Cine “My Fair Lady”. En la pelicula, recreación de Pigmalión, una Audrey Hepburn inspirada como nunca interpreta a Eliza Doolittle, vendedora de flores ambulante e hija de un simpático sinvergüenza que la esquilma con frecuencia. Tras cruzarse con el solterón empedernido y cuasi-misógino Henry Higgins, profesor de lengua, la chica se convence de que si consigue hablar correctamente, podrá poner una tienda de flores y vivir con desahogo. Henry apuesta con un amigo, el coronel Pickery, a que en un corto periodo de tiempo podrá hacerla pasar por una princesa. Pero, para eso, Eliza tendrá que irse a vivir con ambos. Sin duda, mi musical preferido, aunque sólo fuera por ver a Audrey en Ascott gritando aquello de “¡Mueve tu apestoso culoooo!”. En Covent Garden se encuentran las dos cosas que aparecen en la película: el mercado de flores y la Opera House, donde en días de semana ofrecen a precios más bajos las entradas con peor visibilidad. Así vi -poco más o menos- yo Cherubin, pagando lo menos posible. Además, hay terrazas para tomar te o café y algunas tiendas simpáticas, por no añadir que el paseo hasta el centro es agradable y permite volver a ver, esta vez desde fuera, muchos de los monumentos que ya habíamos visitado.

MY-FAIR-LADY-3-650x370

Audrey Hepburn en el mejor musical del mundo

De vuelta, ya por Oxford y Regent Street y Piccadilly, se encuentra la Tower Records, con cualquier disco que pueda pasarse por la imaginación, como el extrañísimo “Over you all” de Tanita Tikaran, que se agenció una servidora, la tienda Disney, la tienda Warner y el almacén de juguetes más grande del pais, Hamleys, que es de recibo visitar con alegría. Si aún seguimos andando, se alcanzan las tiendas de comics, Gosh o Forbidden Planet, doblando hacia New Oxford Street, o, en dirección contraria, Marble Arc y Hyde Park. Como curiosidad, comentar que en Hyde Park se encuentra The Speaker Corner, donde los domingos, y siempre que tus pies no toquen terreno británico (18) es posible criticar cualquier cosa, incluida la familia real, que da mucho de si. Es facil imaginar la fauna tipica de la zona.

Speaker Corner, con Speaker y, lo que es mas raro, Listeners

Speaker Corner, con Speaker y, lo que es mas raro, Listeners

Como punto negativo de la ciudad, la espantosa comida inglesa, capaz de efectuar sobre un pobre pollo horrores inimaginables incluso para los fans de las pelis de vudú. Alternativa al plato la ofrecen los “fish and fries”, donde te soplan un cucurucho pringoso de papel de periódico bañado en aceite y relleno de pescado frito y patatas y que, evidentemente, o te mata o te hace más fuerte. O, como siempre, el McDonalds y los Pizza Queens que crecen a tu espalda en cuanto te despistas un momento. Yo, personalmente, prefiero el Kentucky. Aunque se nutra de pollos radiactivos de ocho patas, con la salsa picante ni lo notas. Y, al menos, no los ahogan en salsa de menta.


(18) No, no hace falta ser un superheroe volador. Con una caja de cartón puede uno apañarse.

Anuncios

One response to “Reino Unido (XIV): Londres in the movies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: